Si tienes un perro y quieres llevarlo en el coche cuando te vas de viaje o cuando, simplemente, sales a dar una vuelta debes asegurarte de que lo haga de la forma más segura y cómoda posible.

De entrada, debes saber que llevar a tu mascota en el vehículo es más peligroso de lo que puede parecer si no usamos las medidas de seguridad apropiadas, pues el riesgo de sufrir algún tipo de accidente puede aumentar ya sea por distracción de la persona al volante, por interferir en la conducción o por provocar daños al resto de ocupantes en caso de frenazo o impacto.

Si repasamos la legislación vigente nos encontraremos en que no existe una normativa específica al respecto. Las leyes de tráfico solamente indican que  “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, que garantice su propia seguridad y la del resto de ocupantes del vehículo, además de los usuarios de la vía (…). Por ello deberá colocar adecuadamente los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Así pues, según esto, siempre que el perro no tenga opción de interferir con el conductor no estaremos infringiendo la ley.

 

Accesorios para el coche

Para lograr que tu mascota no interfiera en la conducción, te detallamos varios sistemas de retención que, a la vez, permiten que viaje forma segura: el transportín, la red divisoria y las correas de cinturón y arnés.

– Transportín

El transportín del perro es un complemento imprescindible para muchas mascotas, no solo para garantizar que sus viajes al veterinario sean seguros, sino para utilizarse en otros desplazamientos de mayor duración, como un viaje.

 

Viajar perro transportín

 

Si el animal es pequeño puedes colocarlo en el suelo del vehículo, ya que quedará bien encajado, o en los asientos traseros, en el caso de los modelos que tienen ranuras para pasar el cinturón de seguridad. Cuando el animal es más grande, puedes situar la cesta en el maletero, pero siempre en posición transversal a la dirección de la marcha. Lo más importante, sin embargo, es que permita que el animal se ponga de pie y pueda sentirse cómodo durante los desplazamientos.

– Red divisoria

Es un sistema sencillo que va montado desde el techo del vehículo hacia el suelo y que separa el maletero del espacio de la cabina, permitiendo a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor. Es un sistema recomendado sobre todo para animales de gran tamaño.

– Correas de cinturón y arnés

Las correas de seguridad se fijan al enganche del cinturón, pero para evitar que tu mascota corra el riesgo de sufrir lesiones en caso de un choque deberías complementarlo con un arnés. El más recomendable es el de dos enganches.

 

Recomendaciones para un viaje con el perro

Además de los sistemas de seguridad, existen una serie de trucos o consejos para aumentar la comodidad del viaje. Una buena idea podría ser llevar alguno de sus juguetes u objetos personales, además de su comida y su agua y, así, hacer que el cambio de entorno sea más leve. Además, es recomendable proteger la tapicería donde colocarás el perro con mantas o toallas.

También debes evitar que el perro saque la cabeza por la ventana, ya que puede ser peligroso para el animal y, por culpa del viento, nuestra mascota puede contraer otitis y/o conjuntivitis.

Finalmente, si observas que babea en exceso, seguramente estará mareado. Si es así, lo más aconsejable es hacer lo mismo que haces si esto te ocurre a ti: parar en la estación de servicio más próxima y sacarlo a pasear unos minutos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies