Dentro de los cuidados regulares que debemos brindar a nuestras mascotas tenemos que tener en cuenta el cuidado de las uñas ya que, si no se les presta la suficiente atención, podemos encontrarnos problemas como crecimiento excesivo, sangrado, rotura, etc. Si no sabes muy bien cómo cuidar las uñas de tus mascotas, en el siguiente artículo encontrarás prácticos consejos.

 

Diferencias entre perros y gatos

Normalmente, los perros que realizan ejercicio de manera regular por diferentes tipos de superficies consiguen un desgaste natural de sus uñas. Por el contrario, cuando realizan poco deporte o andan por superficies lisas o demasiado blandas, no se produce este desgaste natural, por lo que éstas crecen demasiado y es entonces cuando pueden aparecer problemas como heridas, roturas, sangrados, lamido excesivo, infecciones y cojeras.

Respecto a los gatos, y a diferencia de los perros, dedican una parte de su tiempo al cuidado de sus uñas. Los felinos, durante el rascado, las usan para marcar el territorio, al mismo tiempo que las mantienen afiladas para cazar a sus presas.

Sea cual sea tu mascota es muy importante acostumbrarla desde pequeña a la manipulación de las patas. Un sencillo truco poco invasivo es el de revisar sus uñas mientras duermen plácidamente. También resulta muy útil acostumbrar a tu perro a dar la pata, para así poder revisarlas periódicamente. Sin embargo, a muchos perros y gatos no les gustan que les toquen las patas y el corte de uñas puede convertirse en una auténtica odisea, tanto para los animales como para sus dueños. Por eso, la educación y la costumbre son básicas para llevar a cabo esta sencilla tarea.

 

 

Consejos para cortar las uñas

Sigue estos cómodos pasos para que el corte de uñas de tu perro o gato sea todo un éxito:

  1. Prepara los utensilios. Necesitarás un buen cortauñas (en el mercado existen diferentes tipos, de tijera o de alicate), lima y polvos anti-hemorragias (por si cortas más de la cuenta y sangra un poco).
  2. Selecciona el momento perfecto. Tras el baño puede ser idóneo, ya que las uñas se vuelven más blandas y son más fáciles de cortar. Eso sí, es importante que tu mascota esté tranquila.
  3. Busca un lugar tranquilo. Es mejor hacer el corte de uñas lejos de ruidos, otros animales o personas desconocidas.
  4. Realiza el corte de uñas sólo durante el tiempo necesario. Nunca lo fuerces si el perro o gato está nervioso o agresivo. Si el animal está muy nervioso y no se deja manipular, es mejor cortar las uñas de las diferentes patas en días distintos.
  5. Utiliza esta técnica de corte:  empieza por una de las patas delanteras; las primeras veces es mejor cortar sólo la punta de la uña. Coloca el cortauñas sobre la uña y corta de forma decidida. Nunca llegues a la parte rosada, para evita el sangrado. Si esto ocurre, no te asustes, sangrará un poco. Utiliza los polvos anti-hemorragias para controlar la pequeña hemorragia. Si tu perro tiene las uñas negras, es mejor que te quedes cerca de la punta para evitar cortarle más de lo necesario. Prosigue con las demás uñas de esa pata, pasando posteriormente a la siguiente pata delantera y luego a las traseras.
  6. Premia a tu mascota para conseguir que adore el corte de uñas. Puedes decirle palabras bonitas, acariciarle o darle algún sabroso snack.

Si tienes miedo de hacerle daño a tu perro o gato, o tu mascota es difícil de manejar, siempre puedes acudir a los profesionales como tu veterinario o peluquero canino para que se lo hagan ellos.

Como has podido comprobar, el corte de uñas es una sencilla tarea que no tiene por qué resultar desagradable a tu mascota.

Belén Márquez, Veterinaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies