Los problemas en ojos y oídos son causas muy frecuentes de consulta en la clínica veterinaria. Si quieres prevenir futuros problemas, no dejes de leer las siguientes recomendaciones para el cuidado de ojos y oídos en perros y gatos.

 

Limpieza de oídos en perros y gatos

Examina las orejas de tu perro para determinar si están sucias de tierra o secreción y límpialas siempre que lo veas necesario. Las otitis externas (inflamación del conducto auditivo externo) son un problema muy frecuente en perros y gatos. Si notas que tu mascota tiene una secreción abundante, de color anormal, hueles mal olor en las orejas y el animal sacude frecuentemente la cabeza o se rasca en exceso, es posible que esté sufriendo una otitis externa.

Los perros de orejas grandes y caídas y con abundantes pelos en el interior del oído tienen más predisposición a sufrir otitis externas. Para prevenirlas es muy importante depilar el interior del conducto auditivo (en el caso de que tu mascota tenga muchos pelos en el interior del oído) y realizar limpiezas óticas regulares con los productos adecuados. Un lavado a la semana es suficiente para mantener los problemas de oído controlados. En el mercado existen productos muy eficaces, como Otivet, con aceite esencial de caléndula y extracto de tomillo, u OtiCan, que disuelve el cerumen y reblandece las costras que se forman en el oído externo con su acción emoliente.

 

Pasos para prevenir la otitis externa

Siguiendo estos sencillos pasos, los oídos de tu perro o gato mantendrán alejados los problemas de otitis externas.

  • Aplica una pequeña cantidad de producto en el oído.
  • Masajea la base de la oreja durante un minuto aproximadamente.
  • Retira el producto y la suciedad con una gasa estéril, siempre desde dentro hacia fuera del oído.

 

Es muy importante el uso de gasas, nunca emplees algodón porque sus fibras se pueden quedar dentro del oído agravando el problema.

ojos y oidos

 

Limpieza de ojos en perros y gatos

Cualquiera que sea la raza, los perros tienen una sensibilidad particular a nivel de los ojos y este órgano requiere atención diaria. Por lo tanto, es importante limpiar sus ojos con regularidad. La conjuntivitis es una de las enfermedades oculares más frecuentes en clínicas veterinarias.

Si tu perro o gato tiene los ojos enrojecidos, lagrimea más de lo normal y las legañas son de color amarillento-verdoso es muy probable que esté sufriendo una conjuntivitis. En casos graves, tu mascota no podrá siquiera abrir el ojo afectado.

Existen en el mercado soluciones indicadas para la higiene y lubricación de los ojos, como las lágrimas artificiales con efecto calmante. Un ejemplo es el producto OptiCan, que ayuda a proteger de las infecciones y agentes contaminantes externos, además de aliviar y refrescar los ojos. Otra opción son las Toallitas Lys, con una solución de Aloe y Hamamelis muy suave y respetuosa, que puede usarse en zonas sensibles como ojos y oídos.

 

Pasos para limpiar los ojos

Elige el producto adecuado, según la forma de aplicación; unos pueden echarse directamente en el ojo, como el Optican, mientras que otros deben emplearse de forma externa sólo para limpiar la zona de párpados y lacrimal. Con la ayuda de una gasa estéril, limpia toda la zona ocular, siempre desde el lacrimal hacia fuera. Es recomendable usar una gasa limpia para cada ojo.

Si a pesar de estas recomendaciones tu mascota sufre algún problema de otitis o conjuntivitis siempre debes acudir a tu veterinario para que pueda ponerle un tratamiento adecuado.

Ahora que ya conoces un poco más cómo realizar un buen cuidado de ojos y orejas en perros y gatos, no olvides cuidar semanalmente la higiene de tu mascota.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies