Enseñarle al perro un nuevo truco, jugar con tu gato a perseguir ratones de ropa, dejar que el conejo salte sobre pequeños obstáculos: hagas lo que hagas con tu amigo de cuatro patas, la salud del animal es un requisito previo para todas las actividades.

La respiración juega un papel central en las capacidades de los amigos de cuatro patas: los animales normalmente respiran por la nariz, donde el aire se humedece, se limpia de polvo y partículas de suciedad y se calienta si es necesario. A través de la laringe y la tráquea, el aire continúa hacia los pulmones, donde la tráquea se ramifica hacia los bronquios y los conductos se vuelven cada vez más estrechos. Las unidades más pequeñas de los pulmones son los alvéolos, donde tiene lugar el intercambio de gases: el oxígeno fresco se libera a la sangre y el dióxido de carbono usado se recolecta para el aire exhalado. Este principio es el mismo para todas nuestras mascotas.

 

Diferencias entre animales

El volumen de los pulmones, por otro lado, varía mucho: un perro relajado con un peso corporal de alrededor de 20 kg toma alrededor de 0,3 litros de aire con cada respiración, mientras que un conejo holgazaneando, alrededor de un máximo de una décima parte. A su vez, un caballo inhala seis litros de aire con una respiración.

Aparte del volumen, la frecuencia respiratoria juega un papel crucial en la cantidad de oxígeno que ingresa al torrente sanguíneo. La regla general es que cuanto más pequeño es el animal, mayor es esta frecuencia. Por ejemplo, el perro respira unas 15-30 veces por minuto (un perro salchicha lo hace más a menudo que un gran danés); el gato, unas 30 veces; el conejo, unas 60 veces, y un ratón, incluso 120 a 200 veces.

 

Respiración

 

La frecuencia respiratoria no está escrita en piedra, sino que se adapta a las actividades del cuerpo. Si dos perros juegan entre sí, aumenta la necesidad de oxígeno en los músculos. Para satisfacer esta necesidad, la frecuencia respiratoria aumenta significativamente y se suministra oxígeno adicional a través de los alvéolos. El movimiento no solo activa la respiración, sino también todo el sistema cardiovascular -la frecuencia cardíaca aumenta- y el metabolismo. Esta interacción asegura un sistema inmunológico fuerte.

 

Problemas respiratorios en los animales

En general, la respiración es un proceso complejo que puede desequilibrarse debido a una enfermedad o a la edad. La tos es señal inequívoca de que existe un problema, y siempre se da cuando se ha acumulado algo en los pulmones de lo que el cuerpo quiere deshacerse rápidamente (líquidos o sustancias sólidas). La causa podría ser un corazón débil, por ejemplo. Los pequeños bloqueos en la fina red de los pulmones también son una posible razón. Pero también hay otros síntomas de trastornos respiratorios: los animales respiran más superficialmente o más rápido, la respiración hace ruidos, o incluso cuando los animales parecen aburridos y agotados. Son muchas las causas. Los gatos pueden sufrir de asma y las alergias también pueden afectar negativamente la respiración de nuestros animales. Además, en la vejez los pulmones ya no suelen ser tan elásticos como en la juventud y, en ocasiones, se debilitan por los depósitos que se han acumulado a lo largo de la vida.

 

Lo que pueden hacer los ingredientes activos a base de plantas

El tomillo contiene una gran cantidad de aceite esencial, que tiene un efecto expectorante y limpiador en los pulmones. Además, estimula los cilios finos, que se encargan de la eliminación de sustancias extrañas y se utiliza, entre otras cosas, para ayudar a la bronquitis o la tos. Los efectos positivos están científicamente probados. Asimismo, el tomillo apoya el sistema inmunológico a través de sus efectos antibacterianos y antivirales. Tradicionalmente, las raíces de prímula también se utilizan para problemas respiratorios. Es rico en saponinas, que disuelven las secreciones atascadas y, por lo tanto, también contribuyen a la autolimpieza de los pulmones.

El tomillo y la raíz de prímula son componentes importantes del Anima Strath Tomillo con su receta básica basada en la probada levadura de cerveza Strath, rica en sustancias vitales. Este producto apoya la función bronquial, facilita la respiración, fortalece el sistema inmunológico y, por lo tanto, mejora la vitalidad. ¡Porque el aire y el amor son vitales!

 

Artículo escrito por Tanja Warter, veterinaria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies