Los protectores solares son productos con una gran concentración de filtros que nos protegen de las radiaciones emitidas por el sol. Los aspectos a tener en cuenta en la elección de un protector solar para perros y gatos son:

  • El factor de protección solar (FPS).
  • Que sea un protector solar de amplio espectro (UVA, UVB, IR y Luz visible).
  • Los tipos de filtro solar que contiene, incluyendo activos reparadores.
  • El indicador de resistencia al agua.

 

¿Qué es el factor de protección solar?

El factor de protección solar (FPS) es el índice que mide la cantidad de radiación UVB que el fotoprotector es capaz de bloquear: cuanto mayor es el número, mayor protección. El FPS indica la cantidad de veces que el fotoprotector incrementa la protección natural de la piel frente a una situación en la que no se ha aplicado ninguna protección. A modo de ejemplo, en la imagen inferior se observa que con un FPS 50 entra en contacto con la piel un 2% de la radiación UVB, mientras que si no se aplica ningún protector solar para perros y gatos es el 100% de la radiación la que entra en contacto con la piel. Por lo tanto, un FPS 50 es capaz de incrementar 50 veces la protección natural de la piel frente a la quemadura solar.

¿Qué es un protector solar para perros y gatos de amplio espectro?

Es un protector solar para perros y gatos capaz de proteger la piel frente a los 4 tipos de radiación principal: infrarrojo (IR), luz visible (VIS), UVB y UVA.

Pese a que la radiación UVB es la responsable de la quemadura solar y a la que hace referencia el valor FPS, diversos estudios han demostrado que las otras radiaciones del espectro también tienen efectos dañinos en la piel. La radiación UVA es la responsable de la mayoría de las respuestas fototóxicas y fotoalérgicas, además de generar radicales libres partícipes en el desarrollo de cáncer de piel. Así mismo, es importante remarcar que la suma de estas dos radiaciones UVB + UVA sólo suponen el 5% de la radiación total que llega a la piel; por tanto, el 95% restante corresponde a la radiación IR y luz visible, que son las responsables del daño solar acumulativo por la generación de radicales libres en la piel.

En vista de que estas cuatro radiaciones pueden actuar por separado o sinérgicamente afectando la estructura de la piel e incluso el sistema inmune, un fotoprotector de amplio espectro protegerá la piel de los efectos inmediatos, así como de los daños acumulativos que se producen por la exposición solar a lo largo de los años.

 

¿Qué tipos de filtros solares existen?

Los filtros solares pueden ser químicos, físicos o biológicos.

  • Filtros químicos u orgánicos

Son los más utilizados. Actúan absorbiendo la radiación UV transformándola en una radiación distinta que es inocua para la piel. Los filtros químicos también se denominan orgánicos, pero en este caso no significa que sean ecológicos o naturales, sino que se describe su naturaleza química: tienen carbono en su estructura.

  • Filtros físicos o inorgánicos

Son impermeables a la radiación solar, por lo que reflejan o dispersan los rayos solares. Actúan a modo de pantalla como una capa protectora de la piel. Pueden denominarse también inorgánicos porque no tienen carbono en su estructura. Los más comunes son el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

  • Filtros biológicos

Los filtros físicos y químicos no son capaces de frenar el 100% de la radiación solar, por lo que siempre se produce un mínimo de daño caracterizado por la liberación de radicales libres y/o daño directo en las células. Los filtros biológicos suelen ser sustancias antioxidantes para la piel, mayoritariamente de origen vegetal, que actúan directamente a nivel celular reparando los mecanismos que han sido alterados por la luz solar. La combinación de los filtros biológicos con los filtros físicos y químicos mejoran la protección de la piel ayudando a reparar el daño solar de forma natural.

 

¿Qué son los activos reparadores?

Los filtros biológicos se consideran activos reparadores, ya que son sustancias que ayudan a neutralizar y reparar los daños provocados por el sol. Un producto que contiene este tipo de sustancias en su formulación ofrece una fotoprotección 360°, puesto que protege de la radiación solar, neutraliza los radicales libres y repara los daños provocados por el sol.

 

¿Qué es el indicador de resistencia al agua en el protector solar para perros y gatos?

Esta cualidad del protector solar para perros y gatos nos indica su capacidad protectora sobre la piel al entrar en contacto con un medio húmedo. Se denomina “water resistant” cuando mantiene su capacidad protectora durante 40 minutos de inmersión en el agua y “waterproof” cuando la mantiene durante 80 minutos. Aunque los fotoprotectores indiquen resistencia al agua, siempre es muy recomendable repetir la aplicación del producto después de un baño prolongado, ya que puede perder efectividad debido a la radiación, el sudor o al frotar la piel con la toalla u otras superficies.

 

Referencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies